OMS advierte sobre el consumo de carne roja: Recomendaciones importantes

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido una importante advertencia sobre el consumo de carne roja, señalando que su ingesta excesiva puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades como el cáncer colorrectal.

Según la OMS, el consumo de carne roja, que incluye la carne de res, cerdo, cordero y cabra, debería limitarse a una cantidad moderada. Además, recomiendan evitar el consumo de carnes procesadas, como salchichas, embutidos y jamón.

Esta advertencia se basa en una revisión exhaustiva de estudios científicos que demuestran una asociación entre el consumo de carne roja y el riesgo de cáncer. Por lo tanto, es importante tomar conciencia de estas recomendaciones y hacer elecciones más saludables en nuestra alimentación.

OMS emite recomendaciones sobre carne roja

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido recomendaciones sobre el consumo de carne roja y carne procesada debido a su asociación con el cáncer. Según un grupo de expertos de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), el consumo de carne procesada, como salchichas, hamburguesas y embutidos, aumenta el riesgo de sufrir cáncer.

Después de una revisión exhaustiva, se ha clasificado el consumo de carne roja como probablemente carcinógeno para los humanos, basado en evidencia limitada de que causa cáncer colorrectal, cáncer de páncreas y cáncer de próstata. Por otro lado, la carne procesada se ha clasificado como carcinógena para los humanos, basada en evidencia suficiente de que causa cáncer colorrectal.

La OMS define la carne roja como la carne muscular de los mamíferos, incluyendo carne de res, ternera, cerdo, cordero, caballo y cabra. En cuanto a la carne procesada, se refiere a la carne que ha sido transformada a través de la salazón, el curado, la fermentación, el ahumado u otros procesos para mejorar su sabor o conservación. La mayoría de las carnes procesadas contienen carne de cerdo o carne de res, pero también pueden contener otras carnes rojas, aves, menudencias o subproductos cárnicos como la sangre.

La clasificación de la OMS se basa en evidencia limitada y evidencia suficiente de carcinogenicidad en humanos. Esto significa que se ha observado una asociación positiva entre el consumo de carne roja y procesada y el desarrollo de cáncer, y hay pruebas convincentes de que estos alimentos causan cáncer.

Es importante tener en cuenta las recomendaciones de salud pública sobre el consumo de carne. La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) aconseja mantener un consumo moderado de carne, no más de dos veces por semana, para evitar problemas de salud. La OMS también sugiere adoptar un patrón de dieta saludable, como la dieta mediterránea, que incluye alimentos ricos en fibra y antioxidantes, aceite de oliva, pescado en lugar de carne roja, y moderar el consumo de carnes rojas y embutidos.

Carne roja

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido una advertencia importante sobre el consumo de carne roja. Según estudios, el consumo excesivo de carne roja, especialmente la procesada, puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades graves como cáncer de colon y enfermedades cardiovasculares.

Es fundamental tomar en cuenta estas recomendaciones para cuidar nuestra salud. La OMS sugiere limitar el consumo de carne roja a una cantidad moderada y optar por opciones más saludables como pescado, aves, legumbres y frutas y verduras frescas.

¡Cuidar nuestra alimentación es clave para disfrutar de una vida plena y saludable!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir